Bienvenida  

Creadoras de Cultura es un movimiento planetario que pretende generar un impacto positivo a nivel socio-cultural y de apoyo a la Tierra aportando herramientas, recursos y actividades para la sanación: emocional, mental, espiritual y física de las personas, y para la transformación social.


Si quieres vivir acorde a tus valores, con coherencia, si ya sabes que los cambios suceden de dentro hacia fuera, quieres conocerte a ti misma y armonizar tus aspectos femenino y masculino, eres bienvenida a esta gran familia.

Si estás buscando desarrollar tu potencial y quieres explorar tu alma para traer tus dones a tu vida y realizarlos para el mayor bien de [email protected], eres bienvenida a esta familia.

Si echas en falta más energía femenina y quieres armonizarte con los ciclos naturales y la sabiduría de la Madre Tierra, aquí tienes tu casa.

Si deseas crear un impacto positivo en el mundo y hacer de tu vida una gran obra de la que te sientas [email protected] tanto si eres hierbita fresca como árbol majestuoso, sin compararte con nadie porque no tiene sentido alguno comparar nada, entonces este movimiento es para ti.



El Propósito

Queremos retornar a un camino de mayor equilibrio como seres humanos, recordando que somos parte de la Naturaleza, hijas e hijos de los árboles, del agua, del viento, [email protected] de los animales, rocas de fortaleza.


Para transformar una realidad primero hay que conocerla desde adentro, sanar raíces, se necesitan personas especializadas en acompañar procesos de evolución personal, con las cualidades humanas genuinas que nos ayude a recordar nuestra esencia que es bella, compasiva y justa.

El camino es un viaje apasionante de reencuentro con [email protected] [email protected], de creación de fuertes vínculos y fortalezas basadas en nuestra vulnerabilidad, en la capacidad de conmovernos ante otro ser humano o no humano.

[email protected] formamos parte de esta historia, de la comunidad planetaria y merecemos una oportunidad para descubrir nuestros dones a menudo ocultos, para desarrollarnos y expresar lo mejor de [email protected] [email protected]

Porque estamos en un momento histórico decisivo. Ya nos conocemos en Gaia. [email protected] del Norte, el Sur, el Este y el Oeste. Estamos [email protected] y tenemos la capacidad para hacer un Gran Giro hacia sociedades sostenibles que recuperen la energía femenina como recipiente de prosperidad.



Bases

Empezar a ser el futuro que queremos lograr


Vamos a crecer [email protected] de forma creativa y colaborativa, aportando inspiración y alegría. Trabajamos adentro de [email protected] desde una energía amable, con [email protected] [email protected] y con toda la comunidad viviente sobre el planeta.

Queremos ser [email protected], de ahí que empezamos con especial dedicación a la energía femenina que tiene la cualidad de ser el recipiente de la vida. Los valores de la Madre, que antaño eran el centro de las comunidades armónicas más prósperas de la Tierra van a ser el eje para restablecer el equilibrio con la energía masculina. Empezamos explorando el alma femenina para rescatar sus maravillosos dones para devolverle su lugar de fortaleza: desmontando creencias que afectan al cuerpo de las mujeres, sobre la sexualidad, la Menstruación que es una fuente de dones, sobre cánones de belleza… Recuperar Diosas de distintas culturas anteriores al sistema patriarcal. 



Transformar la conciencia colectiva

Hace siglos separamos el espíritu de la materia, del primero se encargó la religión y del segundo la ciencia, y desde esa separación creamos el materialismo: un sistema de explotación de los recursos sin tener en cuenta el impacto que produce. Hoy sabemos que vivimos en un mundo en el que todo está interconectado y que lo visible e invisible son inseparables. Puedes llamarlo Campo Unificado, Campos Morfogenéticos, Inconsciente Colectivo, Alma Grupal… Queremos retornar al equilibro, y lo apoyamos desde la coherencia. Este proyecto sirve a un cambio de conciencia colectiva desde cada uno de los servicios que ofrece y además divulgando conocimiento, iniciativas y herramientas de cambio social, el movimiento de transición en las ciudades y la creación de comunidades sostenibles.



Enviar ayuda urgente para lo que no puede esperar

Hoy en día se reconoce que hay abundancia suficiente en el mundo como para que nadie tenga que pasar por la experiencia del hambre. Sin embargo, aún falta mucho para la gestión equilibrada de los recursos.

En esta primavera 2020, el confinamiento obligado ha afectado fuertemente a muchas familias en el mundo, elegimos aportar paquetes de comida para la supervivencia de las familias de la escuela Flor de Loto en Puskar (India).



¡YA HEMOS DONADO 35 PAQUETES DE COMIDA!

¡Cada paquete ha alimentado a una familia durante 3 semanas! Unas 175 personas beneficiadas

Nuestro referente:

La Carta de la Tierra

La Carta de la Tierra es una declaración de principios éticos fundamentales para la construcción de una sociedad justa, sostenible y pacífica en el siglo XXI.

Este proyecto apoya sus 16 principios fundamentales y además toma acciones directas sobre:

Principio nº 9

Erradicar la pobreza como un imperativo ético, social y ambiental

Afirmar la igualdad e imparcialidad de género como prerrequisitos para el desarrollo sostenible y asegurar el acceso universal a la educación, al cuidado de la salud y a la oportunidad económica.

Garantizar los derechos humanos de las mujeres y de las niñas y acabar con toda clase de violencia contra ellas


Principio nº 12

Defender el derecho de todos, sin discriminación, a un entorno natural y social que apoye la dignidad humana, la salud física y el bienestar espiritual, con especial atención a los derechos de los pueblos indígenas y las minorías.

Eliminar la discriminación en todas sus formas, tales como aquellas basadas en la raza, el color, género, orientación sexual, religión, idioma, nacionalidad y el origen étnico o social.

Afirmar el derecho de los pueblos indígenas a su espiritualidad, conocimientos, tierras y recursos y a sus prácticas vinculadas a un modo de vida sostenible.


Principio nº 14

Integrar en la educación formal y en el aprendizaje a lo largo de la vida, las habilidades, el conocimiento y los valores necesarios para un modo de vida sostenible.

Brindar a todos, especialmente a los niños y a los jóvenesoportunidades educativas que les capaciten para participar activamente en el desarrollo sostenible.

Promover la aportación que desde las artes y las humanidades, al igual que desde las ciencias, pueden ofrecer para la educación en sostenibilidad.

Intensificar el papel de los medios de comunicación en la toma de conciencia sobre los retos ecológicos y sociales.

Reconocer la importancia de la educación moral y espiritual para una vida sostenible.

IMPULSORA


Soy Gabriella Robles, desde hace 15 años acompaño a las personas en su proceso de autoconocimiento y sanación emocional. Después de trabajar durante muchos años en una gran empresa me independicé para realizar mi vocación. Soy Psicóloga Sanitaria, Consteladora Familiar y desde siempre me interesó la Antropología y las distintas cosmovisiones. Tengo una facilidad para la comprensión profunda. En 2012 viajé al Altiplano Guatemalteco para recibir una preparación desde la antigua sabiduría maya indígena, para ser un puente entre culturas, entre nuestras polaridades internas… Ese mismo año viajé por primera vez a un lugar muy anhelado de mi corazón: Glastonbury, y su místico Avalon, en las Islas Británicas. Desde su Antigua Rueda del Año diseñe una experiencia de transformación para mujeres, recordando nuestra esencia femenina, los arquetipos y las diosas más antiguas de diferentes culturas del mundo.

Descubrí que se me daba bien facilitar grupos y apoyar a las personas a sentirse mejor consigo mismas y con los demás, a crear vidas más significativas, a seguir siendo creativas y llevar a cabo sus más bonitos sueños. Me siento una exploradora del alma ayudando a las personas a recuperar partes de sí mismas perdidas u olvidadas.

Pero encontré fuertes límites culturales en el camino que me llevaron al compromiso con la restauración del equilibrio perdido. Cofundé un Centro Sanitario Holístico y una Tienda Roja para dar a conocer a las mujeres nuestra antigua sabiduría. Me dediqué en cuerpo y alma a investigar sobre el origen de nuestra cultura y compartirlo con mis grupos y pacientes; a guiar viajes sagrados a Glastonbury Avalon, eventos multitudinarios. Creé un sistema de trabajo al que llamé las Constelaciones Arquetipales que está en desarrollo y me asomé a la ventana de las nuevas tecnologías sociales hacia comunidades conscientes y sostenibles.


Conocer más sobre Gabriella